Una pequeña acción que inspiró a muchos

Una pequeña acción que inspiró a muchos. Así nació One Milk for Venezuela

“Por motivos de seguridad personal y de mi familia, me mudé a Miami a mediados de 2017. Conversando con venezolanos emigrantes como yo, me di cuenta de la necesidad que tenían por dar más, apoyar y sentirse unidos a sus raíces, pero había un problema: no sabían por dónde comenzar. Así que, de manera personal, comencé a seguir a Adria

na Ayala (@mamasurfista en Instagram), y al ver su energía, optimismo y trabajo en la Isla de Margarita me contagió de inmediato.

Gracias a donaciones de personas conocidas, logré armar una caja llena de leche en polvo y fórmulas infantiles, y la envié directamente a Adriana, quien con gran alegría y disposición hizo la entrega al personal médico calificado en un hospital de la isla.

La sinergia que logramos fue evidente: mis amigos y familia vieron nuestra labor en redes sociales, y al cabo de un mes yo ya contaba con más de 80 fórmulas, 50 proteínas, pañales, medicinas, ropa y zapatos en cantidad. La recolección la hacía en mis momentos libres durante los fines de semana, buscando casa por casa los donativos de las personas.

El sentimiento de poder ayudar a mi país desde la distancia y el darme cuenta de que había creado un pequeño canal de ayuda me hicieron ver que esta tarea no podía parar.

Por eso, el 31 de enero de 2018 se creó oficialmente One Milk for Venezuela, y desde entonces se han unido personas bellísimas al equipo, y juntos hemos sumado más de 300 cajas, con más de 8.000 kg de donativos que han llegado a más de 16 estados de Venezuela.

¡Y continuamos sumando, gracias a la confianza y el buen corazón de nuestros colaboradores!”

Acabemos con la desnutrición infantil en Venezuela.